Blog

¿ Quién se queda la casa ?

abogados don benito
abogados en don benito

Contacta con nosotros 652 335 400

Solicite una consulta sin compromiso

Llámanos

Quién se queda con la casa… Atribución del uso de la vivienda familiar y sus criterios

El artículo 96 del Código Civil indica que:

En defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden… Para disponer de la vivienda y bienes indicados cuyo uso corresponda al cónyuge no titular se requerirá el consentimiento de ambas partes o en su caso autorización judicial.”

Nuestro Alto Tribunal pone de relieve la norma general que cuando existen hijos menores de edad el interés de éstos es el que determina la atribución del uso de la vivienda familiar, que corresponderá a ellos y al progenitor custodio. Sólo existe dos factores que eliminan el rigor de la norma:

  • Cuando la vivienda no tenga el carácter de familiar o,
  • Cuando el hijo no precise de la vivienda por encontrarse satisfechas las necesidades de habitación a través de otros medios

El TS señala la diferencia cuando los hijos quedan en compañía de un solo de los cónyuges con lo que ocurre cuando se establece la custodia compartida, señalando:

  1. Quedan en compañía de un cónyuge: El artículo 96 del CC establece como criterio prioritario, a falta de acuerdo entre los cónyuges, que el uso de la vivienda familiar corresponda al hijo y al cónyuge en cuya compañía queden. En este caso la jurisprudencia reitera que “la atribución del uso de la vivienda familiar a los hijos menores de edad es una manifestación del principio del interés del menor, que no puede ser limitada por el Juez, salvo lo establecido en el artículo 96 CC”.

Ahora bien, la doctrina ha precisado que este derecho de uso de la vivienda familiar deja de existir en los casos en que se introduce un tercero en la vivienda por tener una relación estable de pareja con la progenitora que se benefició del uso por habérsele asignado la custodia de los hijos. Esta decisión se argumenta en que la introducción de una tercera persona hacer perder a la vivienda su antigua naturaleza familiar “por servir en su uso a una familia distinta y diferente”.

  1. Cuando tienen custodia compartida: En el caso de custodia compartida al no encontrarse los hijos en compañía de uno solo de los progenitores, sino de los dos, la norma que debe aplicarse analógicamente es la del párrafo segundo que regula el supuesto en el que existiendo varios hijos, unos quedan bajo la custodia de un progenitor, y otros bajo la del otro, y permite al juez resolver “lo procedente”. Ello obliga a una labor de ponderación de las circunstancias concurrentes en cada caso, con especial atención a dos factores: en primer lugar, al interés más necesitado de protección, que no es otro que aquel que permite compaginar los períodos de estancia de los hijos con sus dos padres. En segundo lugar, a si la vivienda que constituye el domicilio familiar es privativa de uno de los cónyuges, de ambos, o pertenece a un tercero. En este caso de custodia compartida cabe la posibilidad de imponer una limitación temporal en la atribución del uso, similar a la que se establece en el párrafo 96 CC para los matrimonios sin hijos, y que no sería posible en el supuesto del párrafo primero del mismo artículo.

 En este sentido la doctrina advierte que el artículo 96 del CC no contempla el caso de que se haya acordada la custodia compartida y dice: en ausencia de una previsión legal, esta sala ha declarado que no procede la aplicación del primer párrafo del 96 CC, dado que los hijos no quedan en compañía exclusiva de uno de los progenitores y ha venido entendiendo que debe aplicarse por analogía el párrafo segundo del artículo 96 CC del que resulta que, en defecto de acuerdo de los cónyuges, “el juez resolverá lo procedente”. De acuerdo con la doctrina de la sala, es casos de custodia compartida, es posible la atribución del uso de la vivienda a aquél de los progenitores que por razones objetivas tenga más dificultad de acceso a una vivienda (no ser titular o disponer del uso de ninguna otra, menores ingresos) para que de esta forma pueda llevarse a cabo la convivencia durante los periodos en los que le corresponda tener a los hijos en su compañía.

El Supremo concluye que cuando se valora que no existe riesgo de poner en peligro el régimen de custodia compartida, pues el progenitor está en condiciones, por su situación económica, de proporcionar una vivienda adecuada a sus necesidades, el criterio de la sala es el de que no procede hacer la atribución indefinida de uso de la que fue la vivienda familiar y deben armonizarse los intereses contrapuestos, el titular (o cotitular) de la vivienda y el de los hijos a relacionarse con el otro en una vivienda.

  1. Hijos de dos relaciones: Si hay hijos de uno de los progenitores que siguen en su compañía e hijos de una segunda relación, no cabe una aplicación automática del artículo 96 CC, como dice la Sala de lo Civil del TS, la cual recuerda que sólo en caso de pluralidad de hijos y custodia dividida se concede normativamente al juez la decisión de atribuir el uso de la vivienda familiar a uno y otro progenitor en la que existido una convivencia estable.

Para solucionar este tema y otros relacionados, el bufete de Abogados en Villanueva de la Serena pone a su disposición su equipo jurídico.

Últimos artículos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DÓNDE ESTAMOS

SOLICITA UNA CONSULTA

Tapia & Puerto Abogados en Don Benito – Feval Centro Tecnológico, planta 1ª, ala izquierda – 06400 Don Benito – Badajoz – 652 335 400