Blog

Divorcio y separación (Parte 4)

divorcio y separacion
abogados en don benito

Contacta con nosotros 652 335 400

Solicite una consulta sin compromiso

Llámanos

¿Qué es la pensión de alimentos?

Cuando la custodia se le otorga a uno de los progenitores y al otro se le reconoce un régimen de visitas el segundo debe aportar una pensión a favor de sus hijos para compensar el desequilibrio que produce un mayor tiempo de los menores con uno de los padres.

El importe de la pensión se calcula en base a las necesidades de las menores y la capacidad económica de los padres.

 

¿Cuándo se extingue la pensión alimenticia?

Cuando los hijos dejan de ser económicamente dependientes. Esto es, si el hijo cumple los dieciocho años pero continúa estudiando o no encuentra trabajo, el progenitor obligado al pago de la pensión de alimentos ha de continuar abonándola.

 

¿Puede impedir las visitas al hijo si se incumple la obligación de prestar alimentos?

No se puede acudir a ese impedimento de manera unilateral, sino que es una medida que debe adoptar el Juez tras un reiterado incumplimiento del deber de alimentos.

 

¿Puede uno de los progenitores renunciar a la pensión de alimentos?

 No, la pensión de alimentos es irrenunciable.  La pensión de alimentos es un derecho que corresponde al menor, no al progenitor, y por tanto éste no puede renunciarlo en nombre del hijo, pues sería ir contra sus intereses. Todo pacto o acuerdo en este sentido no sólo sería nulo, sino que al haber un menor de edad, la intervención del Ministerio Fiscal es preceptiva, y muy difícilmente pasaría el filtro de control del mismo, cuyo deber en este caso es velar por el interés superior del menor.

 

Si el padre o la madre obligada a pagar alimentos no lo hace, ¿qué puedo hacer?

En este caso en concreto, se podrá instar un procedimiento de ejecución (incluyendo en la petición no sólo las cantidades atrasadas sino también los intereses correspondientes), sino que además supone una infracción penal tipificada por nuestro ordenamiento jurídico. Recientemente también hay sentencias en las que se  ha puesto de manifiesto la posibilidad de alterar la custodia o incluso la patria potestad en los casos de la más absoluta y extrema dejadez de este tipo de obligaciones paterno filiales.

 

¿En qué casos puede modificarse o cesar la obligación de alimentos?

 Para que la obligación de alimentos fijada judicialmente se modifique, es necesario una demanda de modificación de medidas. Muchas son las cuestiones que pueden motivar esta modificación de medida, (pero en todo caso debe ser sustancial o cuanto menos relevante o al menos  de entidad suficiente para motivar y justificar la modificación y en ningún caso puntual, aislado o provocado por el propio obligado).

En cuanto a la extinción de la obligación de prestar alimentos , esto ocurrirá en caso de muerte del alimentante ( artículo 150 del Código Civil) o en los supuestos de muerte del que lo percibe, cuando la fortuna del que está obligado a darlo se reduzca de manera que no puede atender esta obligación sin desatender estas necesidades y las de su familia, cuando el que lo percibe pueda ejercer un oficio, profesión o industria o haya mejorado su fortuna de manera que esta prestación ya no es necesaria para su subsistencia, cuando el que lo percibe haya cometido alguna falta de las que dan lugar a desheredación y en general las establecidas en el artículo 152 del Código Civil.

 

¿Puede reducirse la pensión en el caso de que el obligado a prestarla tenga nuevos hijos?

No existe todavía jurisprudencia uniforme consolidada en esta materia, y el criterio seguido por las distintas Audiencias no es unánime.  En todo caso parece que deberá ponderarse los distintos intereses en juego: por un lado, los nuevos hijos que suponen la atención del obligado a prestarlo  y por otro, que no se ponga en peligro la subsistencia económica de los menores que tienen derecho a alimentos.

 

¿Qué ocurre si el obligado a prestar a alimentos obtiene menos ingresos que en el momento en que se dictó la resolución judicial?

De nuevo habrá que estudiar el caso concreto, debiendo tenerse en cuenta la situación económica en el momento de dictarse las medidas y la situación actual.

 

¿Qué pasa si aumentan los ingreso del progenitor que ostenta la custodia?

Con anterioridad, al hablar de la cuantía de los alimentos, hemos advertido que la cuantía de la pensión se fijará en proporción a los ingresos de los dos progenitores. Por tanto, es razonable, que si esa proporción se altera por aumentar o disminuir la renta de (en este caso el progenitor custodio), esta alteración suponga una variación sustancial que podrá dar lugar a una revisión de la misma y por tanto una demanda de modificación de medidas.

 

¿Qué son gastos extraordinarios?

 Se consideran gastos extraordinarios, (sin ánimo exhaustivo y a título meramente ejemplificativo) la inscripción en un colegio privado por uno de los progenitores cuando el otro no expresa su disconformidad, las clases de repaso o apoyo si existe necesidad a la vista del expediente académico, actividades extraescolares necesarias o imprescindibles para el desarrollo integral del menor, gastos médicos, terapéuticos o farmacéuticos no cubiertos por la Seguridad Social, gastos de ortodoncia e higiene bucal, gastos derivados de óptica como la adquisición de gafas nuevas no cubiertas por la seguridad social, viajes de estudios, formación , carné de conducir, curso y material de inglés….

 

¿Quién se queda con el uso y disfrute de la vivienda familiar?

A falta de acuerdo, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario corresponde, en primer lugar, a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden, incluso cuando la casa es propiedad exclusiva del que se marcha.

No habiendo hijos, podrá acordarse que el uso de tales bienes, por el tiempo que prudencialmente se fije, corresponda al cónyuge no titular, siempre que, atendidas las circunstancias, lo hicieran aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección.

 

¿Qué es la pensión compensatoria?

La compensatoria se dicta en favor del cónyuge que haya renunciado a trabajar fuera de la casa para cuidar de la familia, y que tras el divorcio tiene dificultades para reintegrarse al mercado laboral. En los últimos tiempos sólo se concede en aquellos matrimonios de una cierta edad y que han permanecido casados durante bastante tiempo.

 

No cobro la pensión compensatoria, ¿tendré derecho a la pensión de viudedad?

Tras una modificación legislativa en el año 2007, en supuestos de separación y divorcio, la pensión de viudedad queda supeditada a la existencia de una pensión compensatoria. En caso contrario, no se tendrá derecho a dicha pensión de viudedad.

 

Si no has leído las anteriores partes de este interesante artículo puedes hacerlo ahora: Divorcio y separación – Parte 1

Últimos artículos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DÓNDE ESTAMOS

SOLICITA UNA CONSULTA

Tapia & Puerto Abogados en Don Benito – Feval Centro Tecnológico, planta 1ª, ala izquierda – 06400 Don Benito – Badajoz – 652 335 400